Tendencias

Tendencias

Tendencias
 
Joan Ricart,
Consejero Delegado de Carré Noir Barcelona
 
 
Nuestra Vice-Presidente Creativa mundial, Beàtrice Mariotti ha intervenido en un workshop celebrado a raíz del Luxe Pack de Mónaco. Nos permitimos basar nuestros comentarios en sus declaraciones en las que Mariotti destaca 3 marcadas tendencias en el mundo de la creación de conceptos de diseño para fragancias: Color, Materiales y Moderación.
 
 
El color:
 
El color es un elemento importante en la definición de tendencias. El color rosa es el color emblemático símbolo de la felicidad. Marcas como Issey Miyake con su “Pleats Pleases”, S. Oliver en “Superior” o  bien Viktor & Rolf en su edición limitada de “Flower Bomb” usan el rosa. No un rosa en forma o registro regresivo o de niña pequeña, pero si por su sofisticación y profundidad basada en efectos luminiscentes. Balenciaga lo utiliza solo en una de sus caras laterales en “Flora Botánica” provocando un reflejo y su difusión, mientras que Guerlain en su “La Petite Robe Noire”  degrada el color y hace que sea mas denso en la base del pack. Justo lo contrario que hace Mademoiselle Ricci. Otras marcas que juegan con el rosa son  Lolita Lennpicka que añade el dorado en contraste con el rosa al igual que “Si Lolita”.
 
 
La sensualidad de los Materiales:
 
La tecnología permite innovar en los materiales de envase y embalaje. Así el cartón, gracias a un sofisticado sistema de impresión, lacado y gofrado puede parecer madera, metal o cuero. Lo mismo ocurre con el Papel de Piedra, que ademas de ser respetuoso con el medio ambiente, es impermeable y puede ser gofrado e impreso consiguiendo una textura similar a la piel de reptil. El metal puede representar también a través de sofisticados tratamientos  al cuero o a tejidos varios. “Blanc” de Courrèges imita la porcelana, el tapón de pliegos de papel arrugado de “Pleats Pleases” es muy original y es de plástico, Yves Saint Laurent envuelve su “Manifiesto” con un cinturón que no se sabe muy bien si esta hecho de amatista o bien es de plástico. El consumidor busca el “haptic” o la tecnología del tacto. Quiere experimentar en equilibrio el placer de ver, tocar y el grip de un envase. Una ecuación que permite al packaging superar su rol original de proteger para devenir una autentica segunda piel.
 
 
Destellos moderados:
 
El Bling o destellos persisten como tendencia pero se hacen mas sutiles y discretos. Ya no se quiere aparentar y si en cambio se busca el placer de experimentar y el rodearse de estética. La marcas mantienen su estilo pero sin gritar. Dicen lo mismo susurrando e intimando siendo menos extrovertidas. “Mon Jasmin Noir” de Bulgari es un excelente ejemplo. Existe una corriente de contar historias dejando siempre detalles sin explicar o definir. Mariotti señala que estamos en el territorio de las adivinanzas y ello comporta el peligro de no ser concretos y perder fuerza y carácter en remarcar los símbolos y los iconos de la marca. Otra tendencia es la de señalar los ingredientes en el facing del producto, utilizandolo como concepto de diseño o decoración. “Replica” es un ejemplo al igual que Botanist , Do Son de Diptyqye, Flora Botánica o bien algunos diseños de Occitane. Ya no existe el secreto. Se trata de ser transparentes y mostrar sin ambigüedad el expertise y una cierta pedagogía. La trazabilidad llega también al sector.